16 julio 2009

A la rica horchata!!!!


Hoy la actualización se la debo a mi Iviribi, que me ha enviado esta receta que me ha sorprendido muchísimo por la sencillez del proceso... Me lo imaginaba más complicado!
La horchata es de esas cosas que, o te gustan mucho o no te gustan nada... y yo soy de las primeras. Y vosotros?

En base a la lingüística, la bebida procedería de la dieta italiana (si fuera de origen catalán o valenciano, sería más lógico que se llamase orxada, es decir, con -d- en la terminación participial. El nombre deriva, pues, del participio italiano "orzata", a su vez del latin hordeata, "hecha con orzo," (i.e. hordeum, voz latina que significa cebada)," si bien con el paso del tiempo la cebada sería sustituida por otros ingredientes vegetales (cereales, tubérculos, almendras, arroz, etc.). Originalmente, pues, la horchata era un agua de cebada.
Nuestra horchata valenciana, como todos sabéis se elabora con chufas, agua y azúcar.

Os copio literalmente las indicaciones de Iván, que están detalladísimas:

Primero de todo: las chufas. Se pueden comprar en la mayoría de mercados y en grandes tiendas de frutos secos. Yo las compré en la Boqueria, pero me clavaron 8 euros por kg (en Internet vi después que las venden en Carrefour a 4,5 euros el kg). Hay que comprarlas que sean de Valencia, ya que venden por ahí algunas que vienen de África que son más baratas, pero cuyo sabor no tiene nada que ver con el de las españolas.

Una vez tenemos las chufas, necesitaremos lo siguiente para algo más de un litro de horchata:
250 gr de chufas
150 gr de azúcar blanco
1,5 litros de agua fría



Preparación:
1. La noche anterior, dejaremos las chufas en remojo.
2. Escurrimos las chufas y las ponemos en un recipiente grande junto con el azúcar y la mitad del agua.
3. Lo batimos bien (con cuidado de no salpicar) durante un buen rato, hasta que el líquido se vuelve blanco y empieza a hacer espuma. Añadimos el resto de agua y seguimos batiendo un par de minutos más.
4. Pasamos toda la mezcla por un colador (también se puede pasar por una tela si no queremos que pase el mínimo grumo), apretando bien para que las chufas suelten todo el sabor y ya tenemos una sabrosa horchata de chufa casera.

Hay que guardarla en la nevera y cuidado porque sólo aguantará unos tres días, aunque con lo buena que está, ¡lo raro es que dure tanto!




Muchas gracias Ivi!

8 comentarios:

Nerf dijo...

Qué pinta que tiene! Igual me animo!

Beth dijo...

Yo soy de leche merengada
¿alguna receta?

AMYLOIS dijo...

Vaya, yo nunca he probado la orchata por el olor, y sin embargo me incho a chufas mojaditas de las ferias.
Tendré que probarla? no sé....

Piluka dijo...

Me encantan las horchatas!.
Esta año aún no me he tomado ninguna, así que ya va siendo hora!.
Besitos.

Anónimo dijo...

Sóc l'Anna del Dumecka! Mmm... jo en feia amb el meu avi... Igual ho torno a provar... M'encanta!

Beth dijo...

¡Qué vayan bien las vacaciones, guapa! te echaremos de menos

Pumuki dijo...

Me encanta la horchata!!!
Lo probare.

Un saludo

Beth dijo...

¿No has traido un cachito de Cuba en tu cámara fotográfica? :(

Cuenta, cuenta...